La maternidad alienada: entre lo cultural y lo instintivo
10 octubre, 2011
La importancia del equilibrio de la flora vaginal para el bienestar íntimo
11 agosto, 2018

La clorosis: construcción social de una enfermedad inventada. Reflexiones sobre paralelismos con nuestra actual realidad

La Clorosis es un claro ejemplo de enfermedad inventada. En los siglos XIX-XX era ampliamente diagnosticada cuando las adolescentes tenían su primera regla.

La Clorosis, según los criterios médicos de aquella época era una enfermedad que consistía, entre otras cosas muy variopintas, en una palidez cutánea y desmayos frecuentes y se curaba con el matrimonio por el efecto curativo del semen o bien en balnearios recibiendo aguas ferruginosas, enriqueciéndose así los balnearios e industria farmacéutica.

Pero sobre todo, la Clorosis suponía un arma de dominación hacia la mujer ya que su curación pasaba a manos del matrimonio. Si queréis saber más sobre esta enfermedad inventada podéis leer el enlace que os paso al final del post, es muy interesante.

Es curioso la forma como se construyó socialmente esta enfermedad con criterios médicos arbitrarios y como hasta la literatura exponía este perfil de mujer con clorosis como un ideal de belleza: su palidez y belleza lánguida la comparaban con una flor delicada que puede marchitarse si no se cuida (y ya sabéis: el hombre era el “responsable” de estos cuidados casándose para poder copular con ella).

Ahora vemos que todo esto que os comento fue una barbaridad, verdad? Entre otras cosas porque hemos evolucionado y lo vemos desde fuera, pero la gente en aquella época lo veía todo normal.

Estaba ciega esa gente en aquella época?

Lo que está claro es que a lo largo de la historia de la Medicina (y de la Humanidad) las cosas van cambiando, y lo más importante: va cambiando nuestra forma de ver las cosas.

El poder de lo socio-cultural tiene un peso importantísimo en nuestra forma de percibir todo, incluída las enfermedades. Yo estoy segura que dentro de 100 años (o menos) veremos muchas cosas que hoy se consideran normales como una barbaridad. No seamos prepotentes y no pensemos que nuestra cultura es la verdad absoluta, no lo es, tener normalizado algo no significa que sea lo correcto.

Paralelismos de la construcción social de la Clorosis con nuestra realidad

1/ EL MODELO IDEAL DE BELLEZA EN LA MUJER VUELVE A SER AQUEL QUE LA DEBILITA

Una de las cosas que me ha llamado la atención en el enlace que os paso al final del post es como van en línea el concepto de salud-enfermedad con el ideal de belleza en la mujer: la mujer clorótica encajaba con el canon de belleza, con lo que, una vez más, el ideal de belleza femenino es aquel que debilita a la mujer, os suena esto, no???

Hoy el canon de belleza es una mujer demasiado delgada (la tiranía de la Moda deja a muchas mujeres muy débiles, por no hablar de los estragos de los transtornos alimenticios en nuestra sociedad), y el modelo de mujer triunfadora es una mujer lineal, que hasta renuncia a su naturaleza femenina si es necesario (sobre esto hablé ya en el post anterior, no me voy a extender).

El feminismo de la igualdad sirvió para muchas cosas buenas, no lo voy a negar, antes las mujeres no podíamos votar y mil cosas más, ahora sí. Pero por otro lado el feminismo de la igualdad supuso para la mujer renunciar a otras cosas propias de nuestra naturaleza femenina, que ahora, el feminismo de la diferencia trata de rescatar y honrar.

Lo que está claro es que la cultura y la naturaleza cuanto más en sintonía estén mucho mejor como dice la Doctora en Antropología Maria José Garrido Mayo.

2/ LA INDUSTRIA FARMACEUTICA SIEMPRE GANA

Otro paralelismo que encuentro entre la construcción de la Clorosis y lo que hoy día vemos es el enriquecimiento de la industria farmacéutica. Recordáis por ejemplo lo de la gripe aviar? Se magnificaron los riesgos para luego vender vacunas a diestro y siniestro y seguramente se os ocurren muchos más ejemplos.

3/ CADA SOCIEDAD CONSTRUYE UN MODELO DE SANIDAD SEGUN SU ESCALA DE VALORES

Teniendo en cuenta que hoy nuestra cultura se caracteriza por el culto a la belleza, a la perfección, pero sobre todo se caracteriza por la negación del sufrimiento, el envejecimiento y la muerte, en este panorama qué sucede entonces con la Medicina? pues que se centra en prevenirlo todo y en etiquetarlo/medirlo todo, dando lugar al exceso de intervencionismo/medicalización innecesarios que nos lleva, en muchas ocasiones, a la yatrogenia. Bajo mi punto de vista no se trata de culpabilizar al médico o al paciente de esto, no, esta es nuestra estructura socio-cultural, ambos: médico y paciente estamos en el mismo sistema, la misma cultura, con sus pros y sus contras.

Si nos fijamos, en la Obstetricia (aunque esto pasa en todas las especialidades médicas), el exceso de medicalización, en el parto ha hecho que se disparen de forma alarmante los índices de cesareas y partos instrumentales (por no repetir cosas os enlazo dos posts sobre el parto de baja intervención: https://www.miriamginecologia.com/blog/?p=1041 y https://www.miriamginecologia.com/blog/?p=1076). Algo falla, no?

Dejar claro, antes de terminar este post: que no estoy en contra de la Medicina preventiva ni de la tecnología médica, ni muchísimo menos, solamente que debemos tener claro que estas fabulosas herramientas hay que aplicarlas correctamente: en los momentos y situaciones que estén indicados según la evidencia científica para que sean beneficiosas, de lo contrario, pueden llegar a ser perjudiciales, hay que evitar la cascada de intervencionismo innecesario que nos lleva a generar yatrogenia.

¡Hola! si todavía no me conoces, quizás una de las cosas que más te llame la atención sean mis apellidos, soy hija de dos culturas, madre española y padre sirio, esto me despertó desde muy joven una gran curiosidad por conocer otras formas de vida, cómo experimentan las mujeres sus procesos reproductivos y sexuales, los mitos y tabúes que se fraguan en cada tipo de sociedad, el concepto de salud y enfermedad como construcción cultural, cómo se vivencian las etapas de la vida en los distintos rincones del mundo (…)

Soy madre de 4 niñas: Nur, Lola, Martina y Carlota, ellas se encargan cada día de aportarme experiencias vitales, únicas e irrepetibles. Mi maternidad, como la de cualquier mujer, me proporciona un estado de plenitud y de crecimiento personal, pero en mi caso, además, me ha enriquecido mucho mi lado profesional, ayudándome a conectar mejor con las mujeres embarazadas y madres cuando visitan mí consulta y me piden consejos sobre parto, lactancia, crianza, (…) Siempre me gusta decir que “la maternidad es cosa de madres, no es cosa de los profesionales, ni de las modas, ni de ideologías (…)”.

Me considero afortunada de poder ejercer con ilusión lo que profesionalmente hago cada día en mí Consulta.
Me gusta lo auténtico de la vida, de las cosas y de las personas. Mis momentos de ocio transcurren entre paseos en familia por la naturaleza, donde puedo respirar el aire puro de la Sierra de Feria, el del sur-oeste de la provincia de Badajoz, donde tengo la suerte de disfrutar de un espacio rural, que implementa nuestros valores de vida, y nos insta a transmitirlos a nuestras hijas. Una alimentación sana y equilibrada, en una cocina divertida, donde mis 4 hijas son las protagonistas muchas ocasiones, completan mis ratos de ocio. No me puedo olvidar de la poesía que tanto me apasiona. Escribir me inspira, me alivia y me conecta con el lado más bello de la vida.

Mujer, Tú eres lo primero
Soy apasionada de todo lo relacionado con el Universo femenino
Me gusta enriquecer los conocimientos de mi profesión con otras disciplinas como la epigenética, neurociencias, antropología y filosofía, que añaden a mi formación como ginecóloga una visión humanista, en definitiva, entiendo la Medicina como una mezcla de ciencia, arte y humanismo, donde lo que me importa es la salud y el bienestar.
La honestidad y el compromiso con la paciente es lo que siempre tengo presente.

En algunas ocasiones en Medicina hay varias opciones terapéuticas para un mismo problema, mi cometido es explicar todas las opciones posibles, con sus ventajas e inconvenientes, para que la verdadera protagonista de las decisiones que se tomen sobre tu cuerpo siempre seas tú. Por eso, me guío por un modelo de atención biopsicosocial, que integra a la perfección ciencia y humanismo, considerando a la paciente como centro de la atención médica y partícipe de la toma de decisiones informadas, lejos del reduccionismo cientificista, la infantilización de la mujer y el paternalismo médico.

Cuando sales de una consulta médica no hay nada peor que la incertidumbre; como por ejemplo salir con un tratamiento que no sabes para qué es (aunque esté bien indicado), que no entiendas el diagnóstico que te han dado (porque estabas muy nerviosa), (…) Por eso, quiero recordarte que antes de salir de mi consulta puedes tomarte tu tiempo, el que necesites; con toda confianza, te ayudaré a aclarar todas tus dudas, inquietudes y temores.

Espero verte pronto y recuerda que, “Lo mejor está dentro de ti”. **Best inside you**
Una cordial bienvenida

Formación contínua
Es una premisa tener siempre presente el reciclaje y la formación continua en mi actividad profesional.

Aparte de ser Miembro de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) donde siempre estoy al día en los últimos avances científicos, asisto a cursos, simposium y congresos, tanto nacionales como internacionales, que me ayudan a evolucionar mi conocimiento.

Como ponente, imparto cursos, talleres y charlas relacionadas con mi profesión, con el claro objetivo de ayudar y poder contribuir a una sociedad femenina más informada y formada.
Escribo sobre temas relacionados con las etapas vitales de la mujer, integrando la perspectiva biomédica y psicosociocultural. Me puedes seguir en mi BLOG.

Profesional
La Dra. Miriam Al Adib Mendiri, es Ginecóloga y Obstetra en la categoría de personal estatutario fijo, con ejercicio profesional público desde el año 2000 en el Servicio Extremeño de Salud (S.E.S.) Área de Mérida (Badajoz) Extremadura / España.

Es titular, dirige y ejerce como profesional en dos Clínicas Privadas de Ginecología y Obstetricia, ubicadas en las localidades de Almendralejo (Badajoz) y Zafra (Badajoz). Además ejerce en la Clínica Aransalud de Mérida (Badajoz), prestando los servicios de Ginecología y Obstetricia.
Profesora de Máster en Sexología (Universidad de Extremadura). Más información: Equipo Docente

Ponente en Congresos y Jornadas Nacionales relacionados con mi actividad. Más información: PONENCIAS
Es coautora de dos guías de buenas prácticas clínicas, ambas en una línea que integra la mayor evidencia científica disponible y el humanismo:
1. “Atención profesional a la pérdida y al duelo durante la maternidad”
2. “Estrategia de atención al parto normal en el Servicio Extremeño de Salud (SES)”
Nota: ambos libros se pueden descargar de manera gratuita desde internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cita Previa