CUANDO LA CULPA NOS DESTRUYE

Las emociones simples son aquellas emociones más básicas (la alegría, el miedo, la ira...) que se procesan en el cerebro límbico, que es ese cerebro evolutivamente más antiguo que compartimos con el resto de los mamíferos. En cambio, las emociones complejas son una mezcla de emociones y en ellas interviene la corteza cerebral, por ejemplo vergüenza, celos, culpa... son emociones complejas.

Continuar leyendo
Valora este artículo del blog:
60 Hits
0 Comentarios