SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS
2 noviembre, 2017
SALUD INTESTINAL Y ENDOMETRIOSIS. AUTOCUIDADOS PARTE III
13 enero, 2017

SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS (PARTE II). ADENTRÁNDONOS EN LAS BASES DEL TRATAMIENTO IDEAL.

SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS

En este post vamos a explicar qué debemos tener en cuenta para el tratamiento del SOP, explicaré resumidamente las medidas farmacológicas que se utilizan hoy, y ya será en el siguiente post donde explicaré en lo que creo más importante de todo: los autocuidados, adentrándome en la dieta y suplementos.

Ya explicamos en el post anterior Síndrome de ovarios poliquísticos los tres criterios diagnósticos de Rotterdam y que había que reunir al menos dos de ellos para el diagnóstico, pues bien, según esos criterios, hay muchas formas de manifestarse el SOP: desde mujeres obesas muy sintomáticas con muchos síntomas virilizantes (obesidad de predominio en cintura, acné, alopecia, hirsutismo...) hasta mujeres con un peso normal que simplemente tienen desórdenes ovulatorios. Desde un extremo (muchos síntomas) al otro (pocos síntomas) hay toda una serie de variaciones intermedias.

También dijimos en el post anterior que el problema hormonal (elevación de andrógenos) es consecuencia del problema metabólico (la resistencia a la insulina): los receptores de la insulina de las células tienen aumentada la resistencia a esta hormona, por eso cuando la glucosa sube en sangre, el páncreas tiene que aumentar la producción de insulina muchísimo más (hiperinsulinismo) para vencer dicha resistencia y poder introducir la glucosa dentro de las células.

Pues bien, esta insulina tan aumentada es la responsable de la producción de andrógenos en el ovario. Ya os expliqué que si la insulinresistencia continúa a largo plazo, podría llegar el momento en que el páncreas no da más de si para producir suficiente insulina, dando lugar a la diabetes. Pero además, la insulina aparte de su función de introducir la glucosa en las células, tiene otras funciones, como la actuar sobre el metabolismo de los lípidos: el exceso de insulina (hiperinsulinismo) favorece la obesidad abdominal y la dislipemia, por ello el hiperinsulinismo no sólo predispone a la diabetes sino también a la arteriosclerosis, obesidad e hipertensión arterial: el famoso síndrome metabólico, el cual aumenta el riesgo cardiovascular.

Clásicamente, se ha asociado el SOP con el aumento de riesgo de cáncer de endometrio, pero esto parece que NO es por la anovulación (no ovulación), no olvidemos el cáncer de endometrio es más frecuente en mujeres con la tríada: hipertensión + diabetes + obesidad, es decir, en mujeres con síndrome metabólico, por lo tanto si tratamos la resistencia a insulina evitaríamos a largo plazo la hipertensión + diabetes + obesidad, y entonces disminuiría el riesgo de cáncer de endometrio.

¿QUÉ QUIERES TRATAR? ¿LA PUNTA DEL ICEBERG O TODO DESDE LA BASE?

Debemos pensar en qué queremos tratar en el SOP: si la punta del iceberg, o tratarlo todo desde la base. Quiero decir con esto que ¿queremos tratar solamente esos problemas hormonales que producen los síntomas virilizantes y los retrasos menstruales? ¿O queremos tratar el problema metabólico de base que, además de fomentar los problemas hormonales, predispone a largo plazo al síndrome metabólico? Sabemos que si tratamos el problema metabólico, estamos tratando además el problema hormonal, pero no sucede lo mismo al revés: si centramos el tratamiento exclusivamente en el problema hormonal (anticonceptivos), no estamos tratando el problema metabólico.

Lo voy a explicar mejor: cuando lo que se desea tratar son los síntomas virilizantes (hirsutismo, acné, alopecia) el tratamiento con anticonceptivos orales combinados serían muy eficaces para ello, pero ¡ojo! con los anticonceptivos lo que estamos tratando es la punta del iceberg, pues no están para nada tratando la base del problema: la resistencia a la insulina. Los anticonceptivos mantienen los ovarios en reposo, por lo que el ciclo hormonal se realiza artificialmente con las hormonas exógenas (los anticonceptivos), y por ello, al estar los ovarios en reposo no producen esos andrógenos que provocaban esos síntomas virilizantes y de ahí la desaparición de estos síntomas.

Es necesario aclarar dos cosas: el anticonceptivo no ayuda a que el ovario funcione (sino que lo que hace es todo lo contrario: sustituir su función) y lo más importante: que el propio anticonceptivo no sólo no trata la resistencia a insulina, sino que además a largo plazo la agrava. Por eso, en el caso de utilizarse anticonceptivos en el tratamiento de los síntomas virilizantes, éste debería acompañarse de autocuidados (dieta y ejercicio) para contrarrestar la resistencia a insulina, otra opción es acompañar los anticonceptivos con fármacos o suplementos sensibilizadores de los receptores de la insulina como la metformina o el mio-inositol.

 

El SOP además, como ya hemos dicho, puede tratarse con fármacos que van enfocados al problema metabólico de la resistencia a la insulina, y que además, secundariamente mejoran el problema hormonal: los antidiabéticos sensibilizadores de los receptores de la insulina como es la metformina. Es ideal sobre todo para mujeres obesas con SOP pues, además de sensibilizar los receptores, ayuda a adelgazar. La metformina, al corregir la resistencia a insulina mejora la función ovárica y por tanto todos los demás síntomas del SOP, por eso también se emplea en mujeres con SOP que desean embarazo, precisamente para promover la función ovárica y se produzca la ovulación, en estas mujeres que desean embarazo a veces se utiliza la metformina sola y otras veces acompañada de fármacos inductores de la ovulación.

¿CUAL SERÍA EL TRATAMIENTO IDEAL?

El tratamiento ideal debería tener en cuenta tanto la parte hormonal como la metabólica.

En cuanto al tratamiento farmacológico no me voy a extender, pues me resulta muchísimo más interesante centrarnos en los autocuidados (dieta, ejercicio y suplementos), que podrían revertir los síntomas del SOP.

Como resumen sobre los fármacos diré que siempre ha de individualizarse en cada caso, si por ejemplo hay síntomas virilizantes muy intensos se podrían utilizar antiandrógenos o anticonceptivos (¡¡¡pero sin olvidarnos en este caso de tratar también la resistencia a insulina!!!), si se busca embarazo pueden utilizarse inductores de la ovulación. Se podría utilizar la metformina como hemos dicho antes, bien sóla o bien acompañando a los tratamientos hormonales antes citados (tanto para mejorar los síntomas virilizantes, como para mejorar la resistencia a insulina, como para favorecer la ovulación para conseguir un embarazo).

Pero el tratamiento ideal sería aquel en el que de forma natural se controle la resistencia a insulina (en cualquier caso, aun tomando fármacos lo ideal es siempre acompañarlos de adecuados hábitos de vida).

Cuando una persona es celíaca se cuida para no tomar gluten, si es intolerante a lactosa para no tomar lactosa, lo que me parece alucinante es que una mujer con SOP no tenga fácil acceso a la información necesaria para evitar en su dieta todo aquello que aumente la resistencia a insulina. Quizá preocupa más que una persona celíaca no tome gluten, porque de tomarlo, sus síntomas serían inmediatos, en cambio el síndrome metabólico no tiene esa inmediatez, es a largo plazo, pero hay que tenerlo presente si queremos tener buena calidad de vida en el futuro.

Muy importante: NO vale cualquier dieta! Aunque en el caso de mujeres obesas la propia pérdida de peso le va a ayudar a sensibilizarse la insulina, lo ideal sería que en todos los casos de SOP (da igual si tienen peso normal u obesidad) se adquirieran unos hábitos de vida saludables en que los que la dieta esté a favor de tres aspectos:

1- Aumentar la sensibilidad de los receptores de insulina.

2- Disminuir el hiperinsulinismo (los picos de insulina).

3- Prevenir la inflamación sistémica de bajo grado. La inflamación sistémica de bajo grado es una condición en la que hay muchos factores pro-inflamatorios en sangre (por los malos hábitos de vida) y que a la larga da lugar al síndrome metabólico (obesidad, hipertensión, diabetes…)

En el próximo post me adentraré con más detalle en la dieta y suplementos que ayudarían a eliminar los síntomas del SOP. Lo enlazaré en mi página de Facebook como siempre.

Hasta la próxima!

Dra. Miriam Al Adib Mendiri. Ginecóloga y obstetra.

¡Hola! si todavía no me conoces, quizás una de las cosas que más te llame la atención sean mis apellidos, soy hija de dos culturas, madre española y padre sirio, esto me despertó desde muy joven una gran curiosidad por conocer otras formas de vida, cómo experimentan las mujeres sus procesos reproductivos y sexuales, los mitos y tabúes que se fraguan en cada tipo de sociedad, el concepto de salud y enfermedad como construcción cultural, cómo se vivencian las etapas de la vida en los distintos rincones del mundo (…)

Soy madre de 4 niñas: Nur, Lola, Martina y Carlota, ellas se encargan cada día de aportarme experiencias vitales, únicas e irrepetibles. Mi maternidad, como la de cualquier mujer, me proporciona un estado de plenitud y de crecimiento personal, pero en mi caso, además, me ha enriquecido mucho mi lado profesional, ayudándome a conectar mejor con las mujeres embarazadas y madres cuando visitan mí consulta y me piden consejos sobre parto, lactancia, crianza, (…) Siempre me gusta decir que “la maternidad es cosa de madres, no es cosa de los profesionales, ni de las modas, ni de ideologías (…)”.

Me considero afortunada de poder ejercer con ilusión lo que profesionalmente hago cada día en mí Consulta.
Me gusta lo auténtico de la vida, de las cosas y de las personas. Mis momentos de ocio transcurren entre paseos en familia por la naturaleza, donde puedo respirar el aire puro de la Sierra de Feria, el del sur-oeste de la provincia de Badajoz, donde tengo la suerte de disfrutar de un espacio rural, que implementa nuestros valores de vida, y nos insta a transmitirlos a nuestras hijas. Una alimentación sana y equilibrada, en una cocina divertida, donde mis 4 hijas son las protagonistas muchas ocasiones, completan mis ratos de ocio. No me puedo olvidar de la poesía que tanto me apasiona. Escribir me inspira, me alivia y me conecta con el lado más bello de la vida.

Mujer, Tú eres lo primero
Soy apasionada de todo lo relacionado con el Universo femenino
Me gusta enriquecer los conocimientos de mi profesión con otras disciplinas como la epigenética, neurociencias, antropología y filosofía, que añaden a mi formación como ginecóloga una visión humanista, en definitiva, entiendo la Medicina como una mezcla de ciencia, arte y humanismo, donde lo que me importa es la salud y el bienestar.
La honestidad y el compromiso con la paciente es lo que siempre tengo presente.

En algunas ocasiones en Medicina hay varias opciones terapéuticas para un mismo problema, mi cometido es explicar todas las opciones posibles, con sus ventajas e inconvenientes, para que la verdadera protagonista de las decisiones que se tomen sobre tu cuerpo siempre seas tú. Por eso, me guío por un modelo de atención biopsicosocial, que integra a la perfección ciencia y humanismo, considerando a la paciente como centro de la atención médica y partícipe de la toma de decisiones informadas, lejos del reduccionismo cientificista, la infantilización de la mujer y el paternalismo médico.

Cuando sales de una consulta médica no hay nada peor que la incertidumbre; como por ejemplo salir con un tratamiento que no sabes para qué es (aunque esté bien indicado), que no entiendas el diagnóstico que te han dado (porque estabas muy nerviosa), (…) Por eso, quiero recordarte que antes de salir de mi consulta puedes tomarte tu tiempo, el que necesites; con toda confianza, te ayudaré a aclarar todas tus dudas, inquietudes y temores.

Espero verte pronto y recuerda que, “Lo mejor está dentro de ti”. **Best inside you**
Una cordial bienvenida

Formación contínua
Es una premisa tener siempre presente el reciclaje y la formación continua en mi actividad profesional.

Aparte de ser Miembro de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) donde siempre estoy al día en los últimos avances científicos, asisto a cursos, simposium y congresos, tanto nacionales como internacionales, que me ayudan a evolucionar mi conocimiento.

Como ponente, imparto cursos, talleres y charlas relacionadas con mi profesión, con el claro objetivo de ayudar y poder contribuir a una sociedad femenina más informada y formada.
Escribo sobre temas relacionados con las etapas vitales de la mujer, integrando la perspectiva biomédica y psicosociocultural. Me puedes seguir en mi BLOG.

Profesional
La Dra. Miriam Al Adib Mendiri, es Ginecóloga y Obstetra en la categoría de personal estatutario fijo, con ejercicio profesional público desde el año 2000 en el Servicio Extremeño de Salud (S.E.S.) Área de Mérida (Badajoz) Extremadura / España.

Es titular, dirige y ejerce como profesional en dos Clínicas Privadas de Ginecología y Obstetricia, ubicadas en las localidades de Almendralejo (Badajoz) y Zafra (Badajoz). Además ejerce en la Clínica Aransalud de Mérida (Badajoz), prestando los servicios de Ginecología y Obstetricia.
Profesora de Máster en Sexología (Universidad de Extremadura). Más información: Equipo Docente

Ponente en Congresos y Jornadas Nacionales relacionados con mi actividad. Más información: PONENCIAS
Es coautora de dos guías de buenas prácticas clínicas, ambas en una línea que integra la mayor evidencia científica disponible y el humanismo:
1. “Atención profesional a la pérdida y al duelo durante la maternidad”
2. “Estrategia de atención al parto normal en el Servicio Extremeño de Salud (SES)”
Nota: ambos libros se pueden descargar de manera gratuita desde internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cita Previa