SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS (PARTE II). ADENTRÁNDONOS EN LAS BASES DEL TRATAMIENTO IDEAL.
6 noviembre, 2017
SÍNDROME DE OVARIOS POLIQUÍSTICOS. PARTE IV
31 enero, 2018

SALUD INTESTINAL Y ENDOMETRIOSIS. AUTOCUIDADOS PARTE III

LA MICROBIOTA INTESTINAL

La vida humana no sería posible si no es con una simbiosis equilibrada con las bacterias. Millones de bacterias colonizan nuestra piel, mucosas, tubo digestivo…, y son imprescindibles para nuestra salud, pues forman parte de múltiples funciones relacionadas con la regulación metabólica y la inmunidad.

En los últimos años múltiples investigaciones se acercan cada vez más a un mayor conocimiento del complejo e importantísimo papel para la salud humana que desempeñan las bacterias que se encuentran en el intestino, a esta flora bacteriana beneficiosa se le denomina microbiota intestinal. Cuando hay un desequilibrio de la flora intestinal, a esto se denomina disbiosis, este desequilibrio puede generar no solamente con patologías del propio intestino, sino también con múltiples enfermedades muy variadas que van más allá del intestino.

¿CÓMO LA DISBIOSIS PUEDE OCASIONAR ENFERMEDADES?

La disbiosis, produce inflamación en el intestino, dicha inflamación a su vez:

– repercute en el metabolismo de los nutrientes,

– aumenta la permeabilidad intestinal pasando sustancias nocivas al torrente circulatorio,

– de lo anterior se deriva un ambiente sistémico pro-inflamatorio y una disfunción del sistema inmunológico.

Por todo ello la disbiosis puede dar lugar a enfermedades crónicas metabólicas, neurológicas, autoinmunes, inflamatorias, neoplásicas, etc.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24290319

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24217034

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27634977

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27814509

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28029408

Muchos de los hábitos de la vida moderna pueden alterar el equilibrio de la flora intestinal: el estrés, uso excesivo de antibióticos, alto consumo de azúcar refinado, bajo consumo de fruta y verdura, exceso de alimentos procesados, exceso de grasas de mala calidad (las grasas hidrogenadas), la lactancia artificial,…

La mibrobiota intestinal se comienza a programar en el útero materno, por eso la salud materna es clave para la programación de la microbiota del bebé https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26118444, ya hablamos en este post sobre el concepto de la programación fetal www.miriamginecologia.com/blog-mujer-al-dia/desde-el-utero-materno-carta-a-mama, también el tipo de parto y tipo de lactancia influirán en el tipo de bacterias que colonizarán el intestino del bebé.

En este trabajo se concluye que Los bebés a término que nacieron vaginalmente en el hogar y fueron amamantados exclusivamente parecían tener la microbiota intestinal más “beneficiosa” (el mayor número de bifidobacterias y el menor número de C difficile y E coli): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16882802

Para recuperar el equilibrio y repoblar la microbiota alterada podríamos beneficiarnos de los prebióticos y probióticos en la dieta.

 

¿QUÉ SON LOS PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS?

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud de quien los consume, se trata de bacterias o levaduras que están presentes en alimentos. Los probióticos podemos encontrarlos en los yogures, kéfir, chucrut, kimchi y muchos otros alimentos fermentados.

Los prebióticos son compuestos, que nuestro organismo no puede digerir –como la fibra-, pero que son fermentados en el tracto gastrointestinal y así utilizados como “alimento” por las bacterias intestinales beneficiosas (bifidobacterias y lactobacilos).

La terapéutica basada en la microbiota junto con la medicina personalizada puede ser la estrategia más precisa y óptima para el tratamiento futuro de algunas enfermedades difíciles de manejar.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28042926

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27350881

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20920376

Dado que el microbioma intestinal actúa como un regulador central de una variedad de condiciones inflamatorias, la investigación de la microbiota de pacientes con endometriosis podría abrir la puerta a enfoques preventivos, diagnósticos y terapéuticos completamente nuevos para la endometriosis. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26901277

En este trabajo, en modelo animal se concluye que el Lactobacillus gasseri OLL2809 es un de un probiótico que mejora la evolución de la endometriosis: http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10616-011-9343-z

También se ha relacionado este Lactobacillus gasseri OLL2809 con la mejoría de enfermedades alérgicas: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16840600

A nivel práctico, todavía queda mucho por investigar sobre el uso de probióticos específicos para el tratamiento de determinadas enfermedades, pero seguramente que de aquí a unos años sabremos mucho más sobre su uso. Por eso a día de hoy, no se trata de ir a comprar una “pastillita” con tal probiótico o tal otro, pero sí sería interesante que la dieta contenga alimentos son ricos en probióticos y prebióticos: los prebióticos los podéis obtener en alimentos ricos en fibra y los probióticos en los alimentos fermentados.

Esto que os voy a comentar ahora es algo anecdótico, pero si alguien sabe algo más sobre el tema agradecería que nos lo compartiera, bien, en una ocasión una paciente con endometriosis me dijo que desde que hacía una dieta japonesa había mejorado muchísimo, decía que tomaba muchos alimentos fermentados como el miso, ¿casualidad? ¿o realmente mejoró por el tipo de alimentación? no lo sé. Pero si alguien tiene alguna fuente de información al respecto la recibo encantada, pues de momento no he encontrado ningún estudio sobre la dieta japonesa y su efecto en la endometriosis.

 

LA HIPÓTESIS DEL INTESTINO PERMEABLE

Existe una creciente evidencia de que el aumento de la permeabilidad intestinal desempeña un papel en diversas enfermedades sistémicas. Parece ser que además de factores genéticos y ambientales, la pérdida de la función de barrera intestinal es necesaria para desarrollar la autoinmunidad propia de las enfermedades autoinmunes.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19538307

Una dieta poco saludable puede promover el desarrollo de una microbiota intestinal pro-inflamatoria, con el consecuente aumento de la permeabilidad intestinal, escapando al torrente circulatorio moléculas, mediadores inflamatorios e inmunocomplejos que podrían producir diferentes enfermedades sistémicas:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27906427

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27884012

Sobre la teoría de la permeabilidad intestinal, el Doctor Fasano ha aportado múltiples trabajos, en los que concluye que no solamente la disbiosis intestinal puede aumentar dicha permeabilidad intestinal, sino también la gliadina (una proteína presente en el gluten de algunos cereales como el trigo). Según Fasano, el gluten podría producir el llamado síndrome del intestino permeable, pasando moléculas que no deberían pasar al torrente circulatorio, produciendo un ambiente pro-inflamatorio, que podría dar lugar a numerosas enfermedades inflamatorias, autoinmunes o neoplásicas. Aquí os dejo algunos de los trabajos del Dr. Fasano:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3458511/

http://www.europeanreview.org/wp/wp-content/uploads/1077-1085.pdf

http://www.mdpi.com/2072-6643/7/3/1565/htm

http://physrev.physiology.org/content/91/1/151

Aquí tenéis una interesante entrevista del Dr. Fasano en la que explica la diferencia entre celiaquía y sensibilidad no celiaca al gluten:

http://www.farestaie.com/novedades/profesionales/96-enfermedad-celiaca-entrevista-al-dr-alessio-fasano/

Os dejo también otro trabajo que muestra el cambio que se produce en el microbioma intestinal en las dietas libres de gluten: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27102333

Sobre el gluten y el intestino permeable todavía se necesitan más investigaciones, en general todo lo relacionado con la génesis de enfermedades sistémicas a partir del intestino está en sus inicios.

Aunque sí es bien conocida la alta concordancia de enfermedades autoinmunes como la celiaquía en mujeres con endometriosis, sin embargo apenas hay trabajos publicados que relacionen directamente el gluten con la endometriosis, pero encontré este pequeño trabajo que se realiza con 200 mujeres, y concluye que tras 12 meses de dieta sin gluten se produce una disminución significativa del dolor: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/23334113/

Hay quienes dicen que quitar el gluten a los no celiacos es una moda, bueno, bien es cierto que hay que investigar más este campo con estudios más amplios, pero aunque queda mucho por hacer, lo cierto es que ya hay un creciente número de trabajos (aparte de los del Dr. Fasano) que muestran cómo muchísimas enfermedades son fruto de la sensibilidad no celiaca al gluten, es decir, personas que con el gluten en lugar de dar los síntomas de la celiaquía, dan síntomas extraintestinales y que al retirar el gluten remiten sus síntomas, en este enlace podéis ver más de un centenar de artículos sobre la sensibilidad no celiaca al gluten:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=non-celiac+gluten+sensitivity

Llegamos al final de la serie de estos cuatro últimos posts que he dedicado a la endometriosis, muchas mujeres con endometriosis ya me han dicho que vale, que todo muy bien, que hay que cuidarse, peeeeeero demasiada información ¿por dónde empiezo? Bien, a continuación una lista muy muy sencillita para empezar a ordenar las ideas, pero recomiendo leer los 4 últimos posts poco a poco para ir integrando y añadiendo más información que os puede venir muy bien.

Ahí va el resumen:

– Elimina azúcares refinados.

– Evita alimentos procesados, comida basura, fritos, precocinados, grasas hidrogenadas. Come comida de verdad. Cuantos más productos ecológicos puedas consumir mejor.

– Verduras frescas y frutas que no falten.

– Pasea o haz deporte al aire libre por el día, o bien descansa tomando el sol, para que tengas la vitamina D suficiente que se necesita todos los días, el tiempo necesario de exposición solar dependerá del tipo de piel que tengas y la época del año, puedes buscar las tablas de tiempos en internet, la vitamina D es muy importante y ya os expliqué en anteriores posts su efecto beneficioso en la endometriosis.

– Descubre el mundo de las especias, frutos secos y las semillas, no solamente lo agradecerán el sabor de tus platos, tu salud también. El mundo de las infusiones también es muy interesante, recuerda lo que comentamos en el post anterior sobre la Pasiflora que es muy rica en crisina.

– Fuera esas sartenes que se les despega el material antiadherente. Evita los plásticos lo que puedas, los cosméticos que sean libres de parabenos, y si pueden ser con certificado Ecocert mejor.

– Descansa bien, evita el estrés, haz ejercicio físico. También recuerda los beneficios que aportan el yoga, mindfulness, danza del vientre…, si tienes la oportunidad no estaría mal que practiques alguna de estas actividades.

– Dedica tiempo para ti, haz algo creativo que te haga disfrutar, rodéate de la gente que te guste y merezca la pena, pero sobre todo quiérete mucho, esto es más importante de lo que puedas pensar para sobrellevar cualquier enfermedad crónica 😉

 

Todo esto dicho en este resumen estaría bien para empezar, pero insisto, puedes sacar más información de éste y los anteriores posts, que están cargados a su vez de múltiples enlaces que te pueden aportar mucho para sacar tus propias conclusiones para que, además de los cuidados médicos que te suministren los profesionales, puedas también comenzar a tomar las riendas de tus propios autocuidados, todo suma!

AQUÍ OS DEJO LOS OTROS TRES POSTS SOBRE LA ENDOMETRIOSIS:

LOS TRES PILARES QUE SOSTIENEN LA ENDOMETRIOSIS http://miriamginecologia.com/blog-mujer-al-dia/los-tres-pilares-que-sostienen-la-endometriosis-2

ENDOMETRIOSIS. CUIDADOS MÉDICOS Y AUTOCUIDADOS I. http://miriamginecologia.com/blog-mujer-al-dia/endometriosis-2

ENDOMETRIOSIS. AUTOCUIDADOS II PARTE. http://miriamginecologia.com/blog-mujer-al-dia/endometriosis

¡Hola! si todavía no me conoces, quizás una de las cosas que más te llame la atención sean mis apellidos, soy hija de dos culturas, madre española y padre sirio, esto me despertó desde muy joven una gran curiosidad por conocer otras formas de vida, cómo experimentan las mujeres sus procesos reproductivos y sexuales, los mitos y tabúes que se fraguan en cada tipo de sociedad, el concepto de salud y enfermedad como construcción cultural, cómo se vivencian las etapas de la vida en los distintos rincones del mundo (…)

Soy madre de 4 niñas: Nur, Lola, Martina y Carlota, ellas se encargan cada día de aportarme experiencias vitales, únicas e irrepetibles. Mi maternidad, como la de cualquier mujer, me proporciona un estado de plenitud y de crecimiento personal, pero en mi caso, además, me ha enriquecido mucho mi lado profesional, ayudándome a conectar mejor con las mujeres embarazadas y madres cuando visitan mí consulta y me piden consejos sobre parto, lactancia, crianza, (…) Siempre me gusta decir que “la maternidad es cosa de madres, no es cosa de los profesionales, ni de las modas, ni de ideologías (…)”.

Me considero afortunada de poder ejercer con ilusión lo que profesionalmente hago cada día en mí Consulta.
Me gusta lo auténtico de la vida, de las cosas y de las personas. Mis momentos de ocio transcurren entre paseos en familia por la naturaleza, donde puedo respirar el aire puro de la Sierra de Feria, el del sur-oeste de la provincia de Badajoz, donde tengo la suerte de disfrutar de un espacio rural, que implementa nuestros valores de vida, y nos insta a transmitirlos a nuestras hijas. Una alimentación sana y equilibrada, en una cocina divertida, donde mis 4 hijas son las protagonistas muchas ocasiones, completan mis ratos de ocio. No me puedo olvidar de la poesía que tanto me apasiona. Escribir me inspira, me alivia y me conecta con el lado más bello de la vida.

Mujer, Tú eres lo primero
Soy apasionada de todo lo relacionado con el Universo femenino
Me gusta enriquecer los conocimientos de mi profesión con otras disciplinas como la epigenética, neurociencias, antropología y filosofía, que añaden a mi formación como ginecóloga una visión humanista, en definitiva, entiendo la Medicina como una mezcla de ciencia, arte y humanismo, donde lo que me importa es la salud y el bienestar.
La honestidad y el compromiso con la paciente es lo que siempre tengo presente.

En algunas ocasiones en Medicina hay varias opciones terapéuticas para un mismo problema, mi cometido es explicar todas las opciones posibles, con sus ventajas e inconvenientes, para que la verdadera protagonista de las decisiones que se tomen sobre tu cuerpo siempre seas tú. Por eso, me guío por un modelo de atención biopsicosocial, que integra a la perfección ciencia y humanismo, considerando a la paciente como centro de la atención médica y partícipe de la toma de decisiones informadas, lejos del reduccionismo cientificista, la infantilización de la mujer y el paternalismo médico.

Cuando sales de una consulta médica no hay nada peor que la incertidumbre; como por ejemplo salir con un tratamiento que no sabes para qué es (aunque esté bien indicado), que no entiendas el diagnóstico que te han dado (porque estabas muy nerviosa), (…) Por eso, quiero recordarte que antes de salir de mi consulta puedes tomarte tu tiempo, el que necesites; con toda confianza, te ayudaré a aclarar todas tus dudas, inquietudes y temores.

Espero verte pronto y recuerda que, “Lo mejor está dentro de ti”. **Best inside you**
Una cordial bienvenida

Formación contínua
Es una premisa tener siempre presente el reciclaje y la formación continua en mi actividad profesional.

Aparte de ser Miembro de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) donde siempre estoy al día en los últimos avances científicos, asisto a cursos, simposium y congresos, tanto nacionales como internacionales, que me ayudan a evolucionar mi conocimiento.

Como ponente, imparto cursos, talleres y charlas relacionadas con mi profesión, con el claro objetivo de ayudar y poder contribuir a una sociedad femenina más informada y formada.
Escribo sobre temas relacionados con las etapas vitales de la mujer, integrando la perspectiva biomédica y psicosociocultural. Me puedes seguir en mi BLOG.

Profesional
La Dra. Miriam Al Adib Mendiri, es Ginecóloga y Obstetra en la categoría de personal estatutario fijo, con ejercicio profesional público desde el año 2000 en el Servicio Extremeño de Salud (S.E.S.) Área de Mérida (Badajoz) Extremadura / España.

Es titular, dirige y ejerce como profesional en dos Clínicas Privadas de Ginecología y Obstetricia, ubicadas en las localidades de Almendralejo (Badajoz) y Zafra (Badajoz). Además ejerce en la Clínica Aransalud de Mérida (Badajoz), prestando los servicios de Ginecología y Obstetricia.
Profesora de Máster en Sexología (Universidad de Extremadura). Más información: Equipo Docente

Ponente en Congresos y Jornadas Nacionales relacionados con mi actividad. Más información: PONENCIAS
Es coautora de dos guías de buenas prácticas clínicas, ambas en una línea que integra la mayor evidencia científica disponible y el humanismo:
1. “Atención profesional a la pérdida y al duelo durante la maternidad”
2. “Estrategia de atención al parto normal en el Servicio Extremeño de Salud (SES)”
Nota: ambos libros se pueden descargar de manera gratuita desde internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cita Previa